La caída del cabello es un problema frecuente que impacta a millones de personas globalmente, incluyendo tanto a hombres como a mujeres. Desde el aspecto físico hasta la confianza en uno mismo, el cabello desempeña un rol significativo en nuestra vida cotidiana.

Sin embargo, cabe destacar que no todos los tipos de pérdida de cabello son iguales y entender los diferentes tipos de alopecia puede ayudarnos a comprender mejor sus causas y sus opciones de tratamiento.

En este artículo, exploraremos las diversas formas de alopecia, sus características y posibles tratamientos. Así que si estás experimentando pérdida de cabello, sigue leyendo para obtener más información.

¿Qué es la alopecia?

Antes de adentrarnos en los diversos tipos de alopecia, es fundamental comprender el verdadero significado de esta condición. El término «alopecia» es el nombre médico para la caída del cabello. No se refiere a una enfermedad específica, sino que cualquier tipo de pérdida de pelo se considera alopecia. 

Tipos de alopecia

Alopecia androgenética

La alopecia androgenética, también llamada caída de pelo de patrón masculino o femenino, es la forma más común de pérdida de cabello en hombres y mujeres. Además, puede aparecer a cualquier edad, incluso en niños y adolescentes.

La alopecia androgenética, como su nombre lo indica, está influenciada principalmente por la genética. Esto significa que los genes que recibes de tus padres determinan si desarrollarás este tipo de caída del cabello.

En el caso de la caída del cabello de patrón masculino, en los hombres susceptibles, una hormona llamada dihidrotestosterona (o DHT), que es un derivado de la testosterona, hace que los folículos pilosos sufran un proceso llamado miniaturización folicular y sí, es lo que parece: los folículos pilosos se hacen más pequeños y los pelos que producen se vuelven más finos y ligeros. 

Técnicamente hablando, los cabellos se transforman de pelos terminales (los pelos más largos y oscuros, como los que suelen encontrarse en el cuero cabelludo) a pelos vellosos (los pelos más diminutos del resto del cuerpo). Y a medida que el folículo piloso se encoge, también pierde la fijación a los músculos arrectores pili que hay bajo la piel y que ayudan a mantenerlo en su sitio.

Todo este proceso lleva su tiempo. Si empiezas a tratar la caída del cabello de patrón masculino desde el principio, la pérdida de pelo puede retrasarse o incluso detenerse por completo. En algunos casos, incluso puede invertirse y puede volver a crecer pelo. Pero si el proceso se prolonga demasiado, los folículos pilosos pueden llegar a un punto de no retorno.

En el caso de las mujeres, esta forma de alopecia se denomina caída del cabello de patrón femenino. Y a diferencia de los hombres que se produce en las regiones del vértex (coronilla) y frontotemporal (frente y sienes), en las mujeres tiende a manifestarse como una caída difusa en la parte superior del cuero cabelludo (apical).

Alopecia areata

La alopecia areata es una afección autoinmune que se manifiesta por una pérdida repentina e impredecible del cabello. En los individuos que la padecen, el sistema inmunológico ataca erróneamente a los folículos pilosos, causando la caída del pelo en el cuero cabelludo, la cara u otras áreas del cuerpo. Esta enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad, sexo y etnia, y puede surgir en cualquier momento de la vida.

Si bien, la causa exacta de la alopecia areata no se conoce del todo, se cree que implica una combinación de diversos factores incluyendo genéticos, ambientales y del sistema inmunitario. 

El síntoma distintivo de la alopecia areata es la aparición repentina de parches de calvicie en el cuero cabelludo, las cejas, las pestañas u otras zonas pilosas del cuerpo. Estos parches suelen tener forma redonda u ovalada y pueden variar de tamaño. En algunos casos, las personas pueden experimentar picor, hormigueo o molestias leves en las zonas afectadas antes de que se produzca la caída del pelo.

Alopecia cicatricial

La alopecia cicatricial es un tipo de pérdida de cabello resultante del daño y destrucción de los folículos pilosos. Este daño puede originarse por varios factores, tales como infecciones, contacto con sustancias químicas agresivas, quemaduras o enfermedades autoinmunes. 

La caída del cabello asociada con la alopecia cicatricial suele ser irreversible. Una vez que los folículos pilosos se destruyen, no pueden regenerarse, lo que implica que el cabello no volverá a crecer en las zonas afectadas.

Hay muchos tipos diferentes de alopecia cicatricial incluyendo, entre otros, la alopecia fibrosante frontal, el liquen planopilar, el lupus eritematoso discoide, la foliculitis decalvante, la celulitis disecante y la alopecia cicatricial centrífuga central.

Alopecia por tracción

La alopecia por tracción es un tipo de caída del cabello que puede producirse por determinados peinados. Cuando se tira demasiado del pelo repetidamente o durante un periodo prolongado (como en trenzas o coletas apretadas), pueden producirse zonas de caída del pelo en las que este se tensa. 

¿Cuál es el mejor tratamiento para la alopecia?

Determinar el mejor tratamiento para la alopecia requiere de una evaluación profesional que identifique la causa específica de la caída del cabello, considerando tu historial médico personal.

En Microcapilar Hair Clinic, contamos con un equipo médico experto y comprometido en ayudarte a encontrar la solución más adecuada para tu tipo particular de alopecia. Estamos especializados en distintos tratamientos como la mesoterapia capilar, la bioestimulación con factores de crecimiento o los trasplantes capilares.

Por lo tanto, si sufres de caída del cabello, lo más recomendable es abordarla de manera temprana para maximizar las posibilidades de éxito en el tratamiento. No esperes a que sea demasiado tarde para buscar ayuda. ¡Contáctanos hoy mismo para programar una consulta y comenzar tu camino hacia un cabello más saludable y fuerte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *