El hipotiroidismo es una afección médica común en la cual la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea para satisfacer las necesidades del cuerpo. Esta afección puede tener una serie de efectos secundarios, y uno de los más preocupantes para muchas personas es la pérdida de cabello. Veamos la relación entre el hipotiroidismo y la caída capilar, así como las posibilidades de recuperar el cabello perdido.

Hipotiroidismo y caída del cabello: Una conexión preocupante

Los folículos pilosos, la principal estructura orgánica de producción del pelo, son muy sensibles a los cambios en el cuerpo. En este sentido, la falta de hormonas tiroideas adecuadas puede tener un impacto significativo en el ciclo de producción y crecimiento del pelo. Cuando una persona tiene hipotiroidismo, el cabello puede volverse más delgado, seco y quebradizo, y esto puede llevar a su caída irremediable. Este proceso puede ser gradual y a menudo pasa desapercibido al principio.

En pacientes de todas las edades, sexos y estilos de vida, el hipotiroidismo puede combinarse con otras afecciones y alterar el equilibrio hormonal. Estos desequilibrios afectan la vida de los folículos pues crean una carga química anormal. Adicionalmente, afectan a la nutrición de los folículos, lo que degenera en una pérdida progresiva de vitalidad y capacidad.

En nuestra clínica capilar en Madrid, hemos tratado a cientos de pacientes con pérdidas capilares asociadas al hipotiroidismo. Sin embargo, este diagnóstico es un poco más complejo pues requiere de análisis médicos más profundos. Además, necesitan de una coordinación multidisciplinar con especialidades médicas como la endocrinología y medicina interna.

Aún así, hemos detectado las causas más frecuentes de la relación de la pérdida capilar con el hipotiroidismo. Estas son sólo algunas de las más frecuentes:

¿Por qué ocurre la caída de cabello en el hipotiroidismo?

La pérdida de cabello en el hipotiroidismo puede estar relacionada con varios factores:

  • Ciclo de crecimiento alterado: El cabello pasa por un ciclo de crecimiento que incluye fases de crecimiento, descanso y caída. La falta de hormonas tiroideas puede afectar este ciclo, haciendo que el cabello pase más tiempo en la fase de descanso y, finalmente, se caiga más rápidamente.
  • Reducción del suministro de nutrientes: La glándula tiroides juega un papel crucial en la regulación del metabolismo y la circulación sanguínea. Cuando no funciona correctamente, el suministro de nutrientes al cuero cabelludo y los folículos capilares puede reducirse, debilitando el cabello.
  • Alteraciones hormonales: El hipotiroidismo puede provocar desequilibrios hormonales en el cuerpo, lo que a su vez puede afectar la salud del cabello. Los cambios en los niveles de hormonas sexuales y otras hormonas pueden contribuir a la pérdida de cabello.

¿Es posible recuperar el cabello perdido por hipotiroidismo?

Una de las principales preguntas que las personas con hipotiroidismo tienen sobre la pérdida capilar es si es posible recuperar lo que se ha perdido. La respuesta a esta pregunta depende de varios factores:

1. Tratamiento médico adecuado del hipotiroidismo

La clave para abordar la pérdida de cabello causada por el hipotiroidismo es un tratamiento médico adecuado. Cuando se diagnostica y trata el hipotiroidismo de manera efectiva, es posible detener la progresión de la pérdida de cabello y, en algunos casos, incluso promover el crecimiento del cabello. El tratamiento generalmente implica la administración de hormona tiroidea sintética para restablecer los niveles normales en el cuerpo.

2. Tiempo y paciencia

La recuperación del cabello no ocurre de la noche a la mañana. Después de que el tratamiento para el hipotiroidismo se haya iniciado, los niveles hormonales comienzan a normalizarse. Pero, esto puede llevar varios meses o incluso años antes de que el cabello vuelva a crecer de manera más completa y saludable. La paciencia es fundamental en este proceso.

3. Tratamientos capilares especiales

Además del tratamiento médico para el hipotiroidismo, algunas personas recurren a tratamientos adicionales para estimular el crecimiento del cabello. Estos pueden incluir el uso de productos tópicos, suplementos nutricionales y tratamientos capilares especializados. Sin embargo, es importante discutir estos enfoques con un profesional de la salud capilar antes de usarlos.

Los tratamientos con plasma sanguíneo enriquecido y las microinyecciones de complejos vitamínicos han sido muy positivas. Estos tratamientos suelen ser acumulativos y de acción residual, lo que ayuda a estimular las estructuras orgánicas. Por ende, se genera una revitalización autóloga y orgánica que tiene efectos en el largo plazo. Esta regeneración produce una reestructuración de la armonía corporal y que surte un efecto benigno en la salud capilar.

 

En definitiva, la pérdida de cabello asociada al hipotiroidismo puede ser una preocupación significativa para muchas personas. No obstante, con el tratamiento adecuado y la paciencia necesaria, es posible detener la progresión de la pérdida de cabello. En algunos casos, los tratamientos pueden promover nuevamente el crecimiento del cabello. 

Si te preocupa la pérdida de cabello debido al hipotiroidismo, es fundamental que busques orientación médica especializada y sigas un plan de tratamiento adecuado para abordar tanto la afección subyacente como la pérdida de cabello. Recuerda que cada persona es única, y los resultados pueden variar, pero hay esperanza y opciones disponibles para recuperar tu cabello y tu confianza.

Descubre también nuestro tratamiento de micropigmentación capilar en Madrid.

Otros artículos del blog que podrían interesarte

Tipos de alopecia

La caída del cabello es un problema frecuente que impacta a millones de personas globalmente, incluyendo tanto a hombres como a mujeres. Desde el aspecto

Leer más »