Otoño y la caída del cabello_ desvelando los hechos y mitos. Lee nuestro artículo informativo

El otoño es conocido por ser una temporada de cambio, donde las hojas cambian de color y finalmente se desprenden de los árboles. Sin embargo, esta temporada de cambio no solo se limita a la naturaleza que nos rodea, también puede afectar a nuestro cabello.

Muchas personas han notado que su cabello tiende a caerse más durante el otoño. Pero, ¿es esto algo normal o deberíamos empezar a preocuparnos? En este artículo, responderemos estas preguntas y profundizaremos en los motivos detrás de la caída del cabello en otoño. 

El ciclo del crecimiento del cabello

Para entender por qué podría haber un aumento en la caída del cabello durante el otoño, primero debemos comprender cómo funciona el ciclo de crecimiento del cabello. Cada folículo capilar en nuestro cuero cabelludo pasa por tres fases: la fase de crecimiento (anágena), la fase de transición (catágena) y la fase de reposo (telógena). 

La etapa anágena es la primera y más larga, en la que el cabello crece activamente desde el folículo. Esta fase puede durar entre dos y seis años, y es durante este tiempo cuando nuestro cabello adquiere su longitud.

Luego, el cabello entra en la fase catágena, un periodo de transición corto que dura alrededor de dos semanas. En esta etapa, el crecimiento se detiene y el folículo capilar se encoge, preparándose para la fase de reposo.

Finalmente, llegamos a la fase telógena, un periodo de reposo que dura unos tres meses. Al final de esta etapa, el cabello se desprende, dejando libre el folículo para que comience un nuevo ciclo con el crecimiento de un nuevo cabello.

¿Por qué se cae más el pelo en otoño?

La caída del cabello en otoño es un fenómeno comúnmente observado y tiene varias explicaciones posibles. Los factores más destacados son el estrés, tanto físico como emocional, las deficiencias nutricionales, los cambios hormonales y ciertas condiciones médicas, como la alopecia areata, la tiroides hiperactiva o hipoactiva y la anemia, que pueden afectar el ciclo de crecimiento del pelo.

El fenómeno conocido como «efluvio telógeno» juega un papel crucial en esta situación. Este se produce cuando una gran cantidad de cabellos sincroniza su ciclo y entra simultáneamente en la fase telógena, o de reposo. Como resultado, estos cabellos tienden a desprenderse al mismo tiempo unos meses después, lo que se traduce en una notable pérdida de cabello.

Además, hay otros factores que pueden contribuir a la caída del cabello en otoño. Por ejemplo, los cambios ambientales, como el clima más frío y los días más cortos, pueden afectar la salud del cuero cabelludo y del pelo. Asimismo, la exposición al sol durante el verano puede causar daños en el cabello que se manifiestan en forma de caída durante los meses posteriores.

¿Cuándo deberíamos empezar a preocuparnos?

Es completamente normal perder entre 50 y 100 cabellos al día como parte del ciclo natural de renovación del cabello. Sin embargo, si notas que estás perdiendo un volumen significativamente mayor al habitual, o si empiezas a notar la aparición de áreas de calvicie en tu cuero cabelludo, podría ser una señal de alerta indicando que algo no está funcionando correctamente.

¿Cómo podemos prevenir la caída del cabello en otoño?

Aunque no tenemos control directo sobre el ciclo natural de crecimiento del cabello, existen ciertas prácticas que podemos adoptar para mantener nuestra melena saludable y minimizar su caída durante el otoño.

En primer lugar, es vital llevar una dieta equilibrada y rica en nutrientes esenciales como las proteínas, las vitaminas A, C, D y E, y los minerales como el hierro y el zinc, que son cruciales para la salud capilar.

Además, evitar el estrés tanto como sea posible es igualmente importante. El estrés puede alterar el equilibrio hormonal y afectar el ciclo de crecimiento del cabello, por lo que practicar técnicas de relajación y mantener un estilo de vida equilibrado puede ser beneficioso. El descanso adecuado también es fundamental; dormir lo suficiente permite que nuestro cuerpo se recupere y regenere, incluyendo nuestros folículos capilares.

En cuanto al cuidado externo del cabello, es recomendable usar productos suaves que no dañen el cuero cabelludo o los folículos capilares. Evitar herramientas de calor extremo y tratamientos químicos agresivos también puede ayudar a preservar la salud de tu pelo.

También puedes considerar incorporar tratamientos de estética capilar profesionales, como la mesoterapia con vitaminas, en tu rutina de cuidado del cabello. Este tratamiento puede nutrir el cuero cabelludo y los folículos capilares, mejorando así la salud general del pelo y reduciendo su caída. 

¿Debemos preocuparnos por la caída del cabello en otoño?

La caída del cabello durante el otoño es un fenómeno completamente normal y una parte natural del ciclo natural de crecimiento del cabello. Sin embargo, si observas que la pérdida de pelo se incrementa significativamente, o si comienzas a notar áreas de calvicie, sería recomendable que consultes con un profesional para obtener un diagnóstico personalizado y asegurarte de recibir el tratamiento más adecuado.

En Microcapilar Hair Clinic, contamos con un equipo de profesionales altamente cualificados que pueden ayudarte a encontrar el mejor tratamiento para tu problema. Estamos comprometidos con la oferta de los últimos avances en medicina capilar y tecnología, lo que significa que puedes estar seguro de recibir los procedimientos de la más alta calidad. Cada tratamiento es personalizado de acuerdo a tus necesidades específicas.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para programar tu consulta y dar el primer paso hacia un cabello más saludable y fuerte. En Microcapilar Hair Clinic, estamos listos para ayudarte en tu viaje de regeneración capilar.

Barcelona te guía en el mundo de las terapias capilares alternativas en Madrid para una salud capilar óptima

Otros artículos del blog que podrían interesarte