Experimentar la transformación completa de un injerto capilar hasta ver los resultados finales puede ser un proceso prolongado. Y una de las fases que más intriga a los pacientes es conocida como la fase desierto o caída de choque, donde el cabello implantado se cae de manera repentina. 

Esta etapa, aunque natural, a menudo genera muchas preguntas y preocupaciones entre quienes han optado por esta intervención. Por ello, a continuación, te explicaremos detalladamente todo lo que necesitas saber sobre la fase desierto en un injerto capilar.

¿Qué es la fase desierto en un injerto capilar?

La fase desierto en un injerto capilar es una etapa totalmente normal del proceso de recuperación, aunque puede ser desconcertante al principio. Durante esta fase, el cabello recién implantado, junto a veces con algunos cabellos de la zona donante, se cae de manera repentina. 

Esto puede hacer que el paciente vuelva a lucir como antes de la cirugía, lo cual puede resultar impactante. Sin embargo, es crucial entender que este proceso es necesario para que el nuevo cabello pueda crecer más grueso y fuerte.

Pero, ¿por qué sucede la fase desierto? Pues bien, durante la cirugía capilar, el cuero cabelludo es sometido a un traumatismo o estrés debido a la extracción de folículos, las incisiones y la implantación. Esto provoca que los folículos implantados entren en una fase de descanso (fase telógena), preparándose para iniciar la fase de crecimiento activo (fase anágena), durante la cual el cabello comienza a regenerarse.

En otras palabras, la fase desierto es una etapa casi inevitable después de la cirugía capilar, resultado del trauma temporal que experimenta el cuero cabelludo. Afecta principalmente la zona receptora, pero puede involucrar también la zona donante. 

Esta fase no debe interpretarse como un fracaso del procedimiento, sino como parte del proceso natural de regeneración capilar. Con el tiempo verás como crecerá un nuevo cabello de mayor calidad y resistencia.

¿Cuándo comienza la fase desierto y cuánto dura?

La fase desierto comienza a partir de la tercera semana después de tu injerto capilar. Durante estas primeras semanas, empezarás a notar el crecimiento del nuevo cabello en la zona tratada. Sin embargo, alrededor de un mes después, es normal que este cabello nuevo empiece a caerse. Pero, como hemos mencionado anteriormente, no hay de que preocuparse, esto es parte del proceso.

La fase de pérdida de cabello puede durar unas dos semanas aproximadamente. Después de este período, es importante ser paciente. Generalmente, pasan de 2 a 3 meses antes de que el nuevo cabello comience a crecer de manera visible después de la fase desierto.

Es esencial recordar que estos tiempos pueden variar según cada paciente. Lo más importante es seguir las indicaciones que te dé tu médico sobre el cuidado posterior al injerto capilar. Esto asegurará que obtengas resultados que cumplan con tus expectativas.

¿Es posible prevenir la fase desierto después de un injerto capilar?

Debido al impacto que puede ocasionar la fase desierto, muchos pacientes buscan formas de prevenirla. De hecho, es natural querer minimizar cualquier impacto durante el proceso de recuperación. Pero, es importante entender que en la mayoría de los casos (alrededor del 90%), esta fase es inevitable.

La fase desierto es parte del proceso de trasplante capilar y no se puede evitar por completo. Aunque tratamientos como la mesoterapia con vitaminas pueden mejorar la calidad del nuevo cabello y fomentar la regeneración capilar, no pueden impedir que ocurra esta etapa.

Lo más recomendable es enfocarse en seguir las recomendaciones de tu médico durante el postoperatorio. De esta manera, podrás gestionar mejor la fase desierto y promover resultados óptimos en el crecimiento futuro de tu cabello.

¿Cuándo empezará a crecer el pelo después de la fase desierto en un injerto capilar?

A los 6 meses del injerto capilar

Al llegar a los 6 meses después del injerto capilar, aproximadamente la mitad del cabello nuevo habrá crecido. Este momento marca un cambio significativo comparado con el estado antes de la cirugía. Aunque todavía queda el resto por crecer, ya se pueden notar mejoras notables.

Un año después del injerto capilar

Es alrededor del primer año después del injerto capilar cuando se pueden apreciar los resultados definitivos de la cirugía. En este punto, todo el cabello nuevo ha emergido por completo y se observa un cambio sustancial en su densidad y apariencia.

A los 18 meses del injerto capilar

En los casos en que se realiza el injerto capilar también en la coronilla, es necesario ser un poco más paciente. Hasta los 18 meses después de la cirugía es cuando se podrán ver los resultados definitivos en esta área específica.

Recupera tu cabello en Madrid

En Microcapilar Hair Clinic, entendemos que la pérdida de cabello puede afectar significativamente la autoestima y la confianza de una persona. Con más de 10 años de experiencia y un equipo médico altamente especializado, hemos ayudado a numerosos pacientes a recuperar cabello, seguridad y felicidad.

Nuestro compromiso va más allá de simplemente realizar injertos capilares; nos dedicamos a ofrecer un cuidado personalizado y resultados excepcionales. Cada tratamiento está diseñado con precisión para cumplir con las necesidades únicas de cada paciente, utilizando las tecnologías más avanzadas y las mejores prácticas médicas.

Te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros para programar una consulta. Durante esta visita, podrás conocer más sobre nuestros servicios, discutir tus objetivos personales y recibir una evaluación detallada de tu situación capilar. ¡Estamos aquí para acompañarte en cada paso del camino hacia la recuperación de tu cabello y tu confianza!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *